08 diciembre 2016

GELATINA MOSAICO PARA NAVIDAD (paso a paso)


Huele a navidad. ...Bueno si hay que ser sincera, ya huele desde Octubre que están todos los turrones en los supermercados. Ya mismo nos vemos en bikini comprando el Panettone, el turrón de Suchard y la Lotería de Navidad.

Así llega una a estas fechas y casi no tiene gana de comprar mantecado je je.

Tenía ganas de preparar esta receta tan vistosa. Llevo años viéndola en muchos blog y, sin duda, parece mucho más complicada de lo que realmente es.
Es un postre perfecto para navidad, sobre todo , cuando en la mesa vamos a tener niños. Es colorido, divertido, agradable a la vista y suave.

He usado estos dos colores de gelatina para darle ese ambiente navideño pero lo divertido de la receta, es que podremos combinar multitud de colores y sabores.

La gelatina blanca es de leche condensada así que con eso creo que lo digo todo, ¡¡ riquísima!! Aunque he decir que ha sido una gelatina muy rebelde, una gelatina un poco intrépida... sino solo tienes que ver el vídeo. Mi integridad física está en peligro por vosotros jajaja, sí sí, tal y cómo lees, por demostrar y probar lo rica que está.

Aquí la prueba fehaciente de lo fácil y rebelde que es esta gelatina :) No olvides SUSCRIBIRTE AQUÍ al canal para no perderte el resto de postres navideños.


Me he divertido muchísimo tanto haciéndola como grabándola y, como me caracteriza, he de ser honesta. Creo que es la primera receta del blog que hago por primera  vez y la publico. Normalmente, pruebo, veo, repito... hasta asegurarme que es una receta buena, sin fallos o para poder aconsejaros en su elaboración. Eso , o bien recetas de mi casa de siempre.






Y ahora que tal si nos ponemos manos a la obra... ¡vamos allá !


Gelatina Mosaico

Raciones : 12-16 aproximadamente
Molde: Capacidad aprox. 2,5 l.


Ingredientes


  • 2 sobres de gelatina de fresa (85 gr c/u)
  • 2 sobres de gelatina de kiwi,l imón o lima (85 gr c/u)
  • 750 ml de agua para cada sabor de gelatina ( total 1,5 litro )
  • Para la gelatina de leche:
  • 250 ml de agua fría
  • 20 gr de gelatina neutra en polvo o grenetina
  • 400 ml. de leche condensada
  • 400 ml. de leche evaporada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Opcional: purpurina comestible
  • Opcional: colorante azul o verde por si no encontramos una gelatina de color verde.

Elaboración

  • Calentamos la mitad de los 750 ml. de para la gelatina de fresa. Cuando se caliente añadimos los dos sobres de fresa y la disolvemos bien durante unos minutos sin que llegue a hervir el agua. Cuando esté bien disuelto añadimos la otra mitad del agua para enfriarla.
  • Cogemos un molde cuadrado o rectangular, lo engrasamos muy poco aceite vegetal o spray desmoldante y añadimos la gelatina. Lo llevamos a la nevera por un mínimo de 3 horas o hasta que cuaje.
  • Hacemos los mismo pasos con la gelatina de lima, lima o kiwi.
  • Cuando hallan cuajado, despegamos  un poco los filos del molde de cristal. La cortamos a cuadrados pequeños con un cuchillo. Para que no se nos pegue a la gelatina lo iremos humedeciendo en un vaso de agua.
  • Echamos en un bol los cubitos de gelatina roja y en otro la verde. Reservamos mientras hacemos la gelatina de leche en la nevera.
  • La gelatina neutra la ponemos en un bol y le añadimos los 250 ml de agua. La dejamos hidratar unos 5 minutos.
  • Calentamos la leche condensada, la leche evaporada y la vainilla sin que hierva. Añadimos esta preparación a la gelatina hidratada y removemos bien.
  • Dejamos enfriar casi por completo unos 30 minutos, ya que de otra forma podríamos derretir la gelatina de colores.
  • El molde que hallamos elegido lo engrasamos con spray desmoldante o aceite vegetal. Y vamos llenándolo de los cubos verdes y rojo, combinándolos bien para que luego quede más bonito el postre.
  • Llenamos el molde con la gelatina de leche . Enfriamos el postre un mínimo de 5 horas pero mejor sería dejarlo toda la noche.
  • Cuando saquemos el molde, despegamos un poco los filos de nuevo. Movemos y damos una golpes para intentar ir despegando las paredes del molde. Volcamos en un plato o soporte para tarta y listo.
  • Si queremos darle un ambiente festivo al postre cuando vayamos a servirla la rociamos con purpurina comestible.



Espero que te halla gustado la receta. Es un postre muy fresco para después de las comidas tan copiosas que nos damos. Creo que un postre muy divertido y original para los niños de la casa y podéis usar todos los sabores que os guste.
Algunas ideas rápidas de estas que me gustan a mí para estas fiestas:
 
 

No hay comentarios :